Geología del volcán Ubinas

Los estudios geológicos y estratigráficos muestran que la evolución de este volcán se divide en dos períodos:

(1)”Ubinas I” (>370 000 años). Se caracterizó por presentar una actividad principalmente efusiva lávica, que emplazó flujos de lava andesíticos y dacíticos que yacen en la base del volcán. Posteriormente, se destruyó el flanco sur del volcán generando depósitos de avalanchas de escombros de ~2.8 km3, distribuidos en la parte baja del flanco sur (visibles a más de 12 km al SE del volcán).

(2) “Ubinas II” (370 000 años hasta el presente). Inicialmente entre ~370 y 270 ka se produjo el crecimiento y destrucción de domos, seguido o asociado al emplazamiento de flujos de lavas que forman parte del cono superior del volcán. Posteriormente, se produjo el emplazamiento de una secuencia de flujos de pómez y cenizas cohesivos de 1,8 km3, que aflora entre 7 y 8 km al SE del cráter, ligado a un probable colapso de caldera, ocurrida en 269±14 ka. Posteriormente, entre ~250 y 170 ka se produjo el crecimiento y destrucción de domos, asociado a una actividad efusiva que emplazó flujos de lava. Entre 170 y 20 ka predomina una importante actividad efusiva que terminó por formar el cono superior del volcán.

En una última etapa, hace menos de 20 ka se produjeron erupciones explosivas plinianas que formaron la caldera de la cumbre. Una de las erupciones plinianas más antiguas, de hace 14 000 años A.P. ha depositado una capa de pómez riolíticos, rico en líticos de 4.5 m de espesor, a 9 km al sur del cráter, sobre el cual existe otro depósito de caída pliniana de 1,2 m de espesor, constituido de lapilli pómez, rico en líticos datado en 7480 años A.P. Hace ca. 3670 años ocurrió un segundo colapso del flanco sur del volcán que depositó una avalancha de escombros de ~1,2 km3. Estos depósitos formaron colinas cónicas al pie de la pared sur del cono (Querapi). Hace ca. 980±60 años A.P. ocurrió la última erupción pliniana del Ubinas que depositó una capa caída de lapilli pómez andesíticos de 4,5 m de espesor a 6 km al SE del volcán. Desde el año de 1550 d.C. hasta la actualidad, la actividad estuvo caracterizada por erupciones explosivas de magnitud baja (IEV 1-3), como la actividad eruptiva reciente 2006-2009. Esta actividad volcánica histórica ha causado daños en la población, la agricultura y la ganadería (muerte de ganado).

Según el comportamiento geoquímico de rocas del Ubinas y, según el contexto geodinámico ligado a la subducción, es admitido que los magmas resultarían esencialmente de la fusión parcial de la cuña del manto metasomatizado por fluidos provenientes de la deshidratación de la corteza oceánica subducida. De otra parte, las características isotópicas de las rocas del volcán Ubinas (87Sr/86Sr elevados y 143Nd/144Nd bajos) son similares a los magmas de la Zona Volcánica Central de los Andes (ZVC). De otro lado, las rocas del volcán Ubinas posen valores en Y y HREE un poco más bajos que de los magmas calco-alcalinos «clásicos» de arco. Esas características pueden reflejar la asimilación o mezcla de magmas basálticos «padres» provenientes del manto con magmas generados en la base de la corteza (magmas generados a alta presión), conteniendo granate (± anfíbol) en el residuo de fusión, y en el contexto de una corteza continental engrosada.

Los estudios geológicos, estratigráficos y morfológicos ayudaron a determinar los principales peligros potenciales que se ciernen sobre los poblados localizados dentro de un radio de 14 km alrededor del cráter, situados, principalmente en la parte baja del flanco Sureste. Estos peligros son: caídas de tefras, flujos piroclásticos, flujos de barro o lahares y avalanchas de escombros.

thumb_geologico_ubinas

Real Time Analytics