Mapa de peligros del volcán Ubinas

El OVI ha elaborado el mapa de peligros del volcán Ubinas (Rivera et al., 2011), cuya zonificación de peligros está basada en áreas afectadas en erupciones pasadas, en las características morfológicas actuales del área circundante al volcán, así como en la actividad eruptiva pasada ocurrida hace menos de 1000 años, la cual fue de tipo explosiva alta a moderada. En ese sentido, se diferenciaron tres zonas de peligro en función de su grado de peligrosidad: alto, moderado y bajo peligro, cuyos límites fueron trazados considerando el alcance máximo de los productos emitidos en erupciones pasadas y en base a la aplicación del concepto de cono de energía (Malin y Sheridan, 1983). Este último relaciona el alcance horizontal alcanzado por un flujo (L) con la diferencia de alturas (H) entre el punto de generación de flujo y el punto de depositación. Este método es ampliamente utilizado en la elaboración de mapas de peligros alrededor del mundo.

En la elaboración del mapa también se tomaron en cuenta los datos de altura y direcciones de vientos predominantes en áreas aledañas al volcán Ubinas proporcionados por el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI), con el fin de determinar la dirección y velocidad de los vientos que influirían en la dirección y dispersión de las cenizas emitidas por el Ubinas. Asimismo, se tomaron datos del Instituto Geofísico del Perú sobre direcciones y velocidades de vientos regionales prevalecientes en la zona.

En el mapa existen líneas que limitan las zonas sujetas a un determinado grado de peligro. Esto no implica, por la naturaleza del mapa, que inmediatamente fuera de estas zonas se esté absolutamente exento del peligro y riesgo o que al interior de ellas, necesariamente, se tenga que ser afectado.

Mapa de peligros de la zona proximal para peligros múltiples

El mapa de peligros de la zona proximal (Figura 1), está a escala 1:50 000, en él se diferencian tres zonas representadas de diferentes colores:

• Zona de alto peligro (rojo): Comprende un área semi-circular alrededor del cráter que involucra diversas quebradas y valles que drenan del Ubinas, las cuales pueden ser severamente afectadas por la ocurrencia de flujos de lodo (lahares), flujos piroclásticos, proyectiles balísticos, avalanchas de escombros y/o flujos de lava. Cualquier tipo de erupción puede afectar dicha área, inclusive las de baja magnitud, como las ocurridas desde el año de 1550 hasta la actualidad (IEV 1-3). La probabilidad de ocurrencia de erupciones de magnitud baja a moderada es alta, aproximadamente, uno a cinco eventos cada 100 años.

• Zona de moderado peligro (anaranjado): Se extiende desde ~5,0 km hasta una distancia aproximada de ~12 km del cráter, la cual corresponde inmediatamente a la zona colindante de alto peligro. La zona anaranjada involucra cauces de quebradas y valles localizados al pie del volcán. Asimismo, comprende la parte de la altiplanicie volcánica (sectores Oeste, Norte y Noreste del Ubinas). Esta zona puede ser cubierta por flujos piroclásticos, oleadas piroclásticas, lahares y/o avalanchas de escombros en caso que la erupción sea de moderada a gran magnitud (IEV 3-5).

• La zona de bajo peligro (amarillo): Esta zona se proyecta a más de 10 km alrededor del cráter. Esta zona puede ser afectada por flujos piroclásticos incandescentes, oleadas piroclásticas, y/o flujos de barro, en caso que la erupción sea de alta a muy alta magnitud (IEV ≥4).

Figura 1. Mapa de peligros de la zona proximal para peligros múltiples

Figura 1. Mapa de peligros de la zona proximal para peligros múltiples

Mapas de peligros por caídas de tefras

Se han elaborado dos mapas de peligros por caídas de tefras (pómez, cenizas, escorias) del volcán Ubinas (figura 2 y figura 3). Estos mapas corresponden a dos escenarios: para erupciones leves a moderadas (vulcaniana, freatomagmática) y erupciones grandes o de gran magnitud (subplinianas, plinianas).

El mapa de peligros por caídas de ceniza para una erupción de magnitud baja a moderada (Figura 2), muestra tres zonas de probable afectación, con colores rojo, naranja y amarillo. La zona de mayor peligro (zona roja), próxima al cráter sería la más afectada, e inmediatamente una zona naranja y otra amarilla que serían afectadas en caso de una mayor actividad. El área afectada está basada en la ocurrencia de erupciones de magnitud moderada (IEV 1-3) presentada por el Ubinas durante los últimos 500 años.

Según este escenario, la zona de color rojo señala el ámbito donde la ceniza caída podría superar los 3 cm de espesor, área que coincide aproximadamente con los primeros 15 km de radio del volcán. El área de color naranja se refiere a la zona donde la ceniza puede llegar a tener hasta 1 cm de espesor, área que coincide aproximadamente entre los 33 km de radio. En color amarillo, se presentan las zonas donde la ceniza podría tener un espesor menor a 1cm; zona que se encuentra entre los 33 km y 55 km aproximadamente.

Figura 2.Mapa de peligros por caídas de ceniza para una erupción de magnitud baja a moderada (IEV 1 a 3).

En caso de un escenario de erupción altamente explosiva (subpliniana a pliniana, figura 3), se generarían caída de pómez de más de 20 cm de espesor en un radio de ~25 km alrededor del Ubinas. Esta hipótesis está basada en el área cubierta durante las erupciones plinianas ocurridas hace 14000 y 1000 años A.P. del volcán Ubinas (Thouret et al., 2005; Rivera, 2010). Los vientos también pueden influenciar en la distribución de la caída de pómez, pudiendo estas alcanzar distancias de más de 40 km del volcán. En efecto, en caso de la ocurrencia de una erupción pliniana las tefras tenderían a viajar hacia el Oeste en época lluviosa (diciembre a marzo), y hacia el Este en la época seca (abril a noviembre).

Figura 3.Mapa de peligros por caídas de ceniza para una erupción de magnitud moderada a grande (IEV 4 a 6.)

Desde luego, los efectos generados por una erupción altamente explosiva en el medio ambiente y los poblados serían graves y desastrosos.

Real Time Analytics